miércoles, 14 de abril de 2010

Palabras...

Las palabras eran
como una ráfaga,
un arma de guerra,
pendencieras e hirientes.

Afloraban como hierba
salvaje en campo florido.

Carcomían las entrañas
de quien las escuchaba.

Dejando como testigo
un corazón herido.

3 comentarios:

fgiucich dijo...

Cuando las palabras lastiman, hieren de verdad. Abrazos.

Ross dijo...

Las palabras es un arma...hay que usarlas con cuidado.
Se puede sanar el corazon de alguien o se lo puede herir tanto que queda una huella muy profunda.

Lindo blog ^^

Pablo dijo...

me gusta volver