jueves, 2 de diciembre de 2010

48 Horas...

Tic, tac, tic tac....
el reloj continúa su andar
mientras
la espera se vuelve agonía
48 horas para que el cielo
deje de rugir...
horas infinitas y tiempo avasallante
zozobran las almas
entre aguas y penumbras
de los días de noches perpetuas...

5 comentarios:

fgiucich dijo...

Espero y deseo que el tiempo haya mejorado. Mi solidaridad con las víctimas de la inundación. Abrazos.

Allek dijo...

Hola, después de otro tiempo he regresado con un nuevo texto..
te dejo un fuerte abrazo!
y desde ya felices fiestas!

Pablo dijo...

Cuanto tiempo de silencios
que me alegra leerte

Nicolás dijo...

Cuando se espera parece que el tiempo juga con nosotros, se detien se para no avanza... pero al final todo llega

Zanahoria!! dijo...

Entiendo lo que el tiempo puede significar, aunq admito q no todo.
Un gran esplendor o bien, desesperacion.
Salut, te tengo en mi lista n_n