lunes, 5 de noviembre de 2007

Infielmente tuyo...


Anoche disfruté de esta comedia teatral adaptación de la obra de Neil Simon, en la que actua Mimí Lazo (El Aplauso va por dentro) junto a su ex- esposo en la vida real Jean Carlo Simancas, la verdad que disfruté la obra, como siempre creo que Mimí se luce en esos personajes cargados de tanta carga emotiva. La historia trata un tema bastante común, la crisis del hombre a los 40 años (que nosotras sufrimos a los 30), cuando siente que algo le falta por experimentar, nunca hasta entonces le ha sido infiel a su mujer y quiere de algún modo sentir que aún tiene posibilidades de demostrarse que es un MACHO, por lo que intenta ser infiel con tres mujeres (interpretadas todas por Mimí) muy discímiles entre ellas y su mujer: una prostituta, una chica con intenciones de actriz, medio hippie y por último con la mejor amiga de su mujer que no es más que la esposa de su mejor amigo; pero todos sus intentos resultan fallidos y terminan entendiendo que María su mujer, es realmente la mujer de su vida. La historia transcurre en la casa de su madre y se desarrolla entre situaciones donde afloran todos los sentimientos de dudas, miedo y necesidad expresadas de una manera jocosa y divertida.

Pero me quedaron dos incertidumbres:

¿Será que todos los hombres son infieles en algún momento de su vida?

o como me dijo mi abogado-seudo psicólogo: Mejor malo conocido que bueno por conocer?

3 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

No te va a gustar, sí, creo que son infieles, a veces de obra y otras con el pensamiento.

Besos.

Maybe dijo...

No es cuestión de gustar o no, considero que es más de aceptar lo que por naturaleza es.
Hombres...
P.D.: Bueno....ambos géneros; para no caer en dilemas.

fire dijo...

el tema de la infidelidad daria mucho de que hablar..
yo creo que normalmente...la infidelidad surje movida por una carencia...
y quien diga lo contrario creo que se engaña..
analizando la mente del infiel...seguro que se encuentran ristraciones provocadas por su pareja....
es un tema para debatir largo y tendido..
ojala pudiese ver esta obra...
un beso