sábado, 24 de noviembre de 2007

La limosna


Foto Y50

Aquella tarde, obstinada del trabajo
se dirigía a su casa, como tantos otros
inmersos en la rutina.
Allí en el semáforo
con la luz roja
la miseria se hizo patente,
estaba esa pobre mujer como todos

lo días pidiendo limosna,
parada quizás desde hacia cuánto
entre el tráfico,
el calor y el smog.

Se le acercó a la ventana y le dijo:
¿Porqué alguien tan linda como vos llora?
¿Porqué siempre estais triste?
Sonreí niña, que nada se merece tu llanto!!

No había notado que allí parada
mientra esperaba que la luz
del semáforo cambiara,
las lágrimas recorrían su rostro.
Ella era quién vivía sumida

en su propia miseria,
sin darse cuenta fue ella
quién recibió la limosna.
La luz del semáforo

cambió a verde
y su vida también,
ahora
Sonreía!!

8 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Al medir la felicidad por lo material suceden estas cosas, que quien tiene menos puede ser muy feliz y quien lo tiene todo o casi todo un auténtico desgraciado.

Eso ocurre.

Besos.

canela dijo...

a veces nos sentimos muy miserables y desolados, que se nos acaba el mundo...olvidando siempre que hay gente que peor que nosotros.....
las ayuda espiritual de vez en cuando se agradece
saludos

NEBET-HET dijo...

Eso demuestra que se puede tener de todo y sentirse tan infeliz como si no tuvieses nada, puedes tener una vida de las que llaman comodas, y aun asi estas totalmente vacio, al menos yo asi lo estoy viviendo.

Un besito.

** MARÍA ** dijo...

No siempre es más pobre el que menos tiene. Hay muchas clases de riquezas, y no todas son materiales.

Beso tiernos y serenos, me gustaron tus letras.


** MARÍA **

Nicolas dijo...

A veces nos miramos nuestro ombligo unicamente, y nuestros problemas nos abruman, pero si levantasemos la vista quizas solo quizas veriamos que son tan insignificantes....

besos

fire dijo...

Siempre digo lo mismo...
no hacemos un favor al que ayudamos...sino a nosotros mismos...porque la satisfaccion que sentimos al ayudar a quien lo necesita...es lo mejor que puede pasarnos...

un beso cielo..
precioso post...

Isis Carolina Colmenares dijo...

La vida es simple, somos nosotros mismo quienes nos la complicamos y nos ahogamos en un vaso de agua y cuanto más dinero tenemos el vaso se hace más grande y lo q no sabemos es q todo esta en nuestra mente.

besos muak... muak...

Bohemia dijo...

Sabes que predco con esa filosofía...abrazos